Madrid, ciudad del "amor"

Madrid le ha pedido a Paris que, durante unos días, le ceda el título de "ciudad del amor", porque, por lo visto, en los días del Worlpride va a haber muchísimo amor por metro cuadrado.
Por lo visto, también, va a ser un tipo de amor peligroso, porque se ha ordenado a los hospitales que se provean de muchísimas pastillas anti VIH para ayudar a los que se dejan llevar por ese amor del que habla Carmena.
Es matemático: unos meses después de cada celebración del Orgullo, se da un repunte de petición de pruebas de VIH y un repunte de resultados positivos.
Para ser un amor orgulloso, la verdad, da bastante vergüenza.